10 razones por las que no debes dejar de comer jamón ibérico

Ante la alerta suscitada por el reciente comunicado de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) en el que evalúa el consumo de carne roja y procesada con y su relación con el riesgo de cáncer de colon, médicos, farmacéuticos y nutricionistas han salido al paso tratando de explicar dicha investigación. Y es que lo malo no han sido los resultados, sino lo mal que se ha comunicado que ha provocado este sensacionalismo y alerta injustificada. No en vano, la OMS tuvo que enviar un segundo comunicado clarificando los datos de su estudio. En la clasificación, el jamón ibérico lo incluyen en el amplio grupo de la carne procesada, es decir, en el mismo saco que las salchichas industriales, lo que puede hacer varias enormemente los datos de cada alimento.

10 razones_para_comer_jamon_iberico

Con estos datos en la mano se hace necesario poner cada alimento en su sitio, sin demonizar ninguno y teniendo muy presente la pirámide alimentaria, que ha hecho de nuestra dieta mediterránea la envidia nutricional de otros países. Para aclarar dudas, te ofrecemos 10 razones científicas por las que no debes eliminar de tu dieta a la joya de la gastronomía española, el jamón ibérico:

  • 1 – Las grasas del cerdo ibérico no son las mismas que las de otros animales como el cordero o la vaca. La del cerdo contiene menos ácidos grasos saturados, el ibérico tiene aún muchos menos gracias a su alimentación a base de bellotas. Si además se crían en libertad, los animales tienen menos grasas y más músculo.
  • 2 – El ibérico español es un derivado cárnico que no lleva ningún proceso industrial. En Simón Martín Guijuelo desde hace años elaboramos nuestros ibéricos única y exclusivamente a base de un combinado de sales marinas, excluyendo todos los nitritos, nitratos y conservantes.
  • 3 – El jamón ibérico tiene un elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico, el principal componente del aceite de oliva), recomendado en la dieta mediterránea.
  • 4 – Dos estudios del Hospital Ramón y Cajal, publicados en febrero de 2015, han demostrado beneficios cardiovasculares del jamón ibérico. En concreto, concluyen que un consumo moderado de jamón mejora los vasos sanguíneos y reduce la presión arterial al tiempo que mejora el perfil endotelial. Beneficios que se mantienen hasta seis meses después de su consumo.
  • 5 – Los beneficios del los dos estudios del hospital madrileño fueron mayores en los jamones ibéricos de bellota que en los de cebo, una superioridad atribuible a su mayor contenido en prolifenoles, unos potentes antioxidantes y antiinflamatorios a nivel vascular.
  • 6 – El jamón ibérico, según los estudios mencionados, no produce ninguna ganancia de peso entre las personas estudiadas pese a que no se excluyó ningún perfil ni por edad, sexo o sobrepeso. En definitiva se puede concluir que el jamón ibérico no engorda.
  • 7 – Otro estudio elaborado por el Teica (Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico) puso de manifiesto que el consumo de jamón ibérico en embarazadas es beneficioso ya que el largo proceso de curación en el jamón ibérico elimina el riesgo de toxoplasma en la gestante.
  • 8 – El jamón ibérico no modifica el perfil lipídico de quien lo consume, ni siquiera el de los triglicéridos que se cree que eleva cuando se consume cualquier embutido. Por tanto, los expertos que lo han estudiado observaron que el consumo de jamón no eleva el colesterol malo (LDL) ni el bueno (HDL) pese a que se produjo una mejora endotelial.
  • 9 – Unos resultados duraderos. Los beneficios cardiovasculares puestos de manifiesto por la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (FIBIO-HRC) se mantuvieron en los consumidores hasta seis meses después de dejar de comer jamón. Esto se debe al “efecto memoria” que ha sido considerado por los expertos como de extraordinario valor.
  • 10 – Finalmente, y aceptando pulpo como animal de compañía, si comparamos el riesgo relativo de cáncer que puede tener el consumo de carnes procesadas con el que tiene el tabaco (la OMS ha decidido incluir ambas cosas en el mismo grupo), es importante tener presente el siguiente gráfico elaborado por Julio Basurto, dietista y nutricionista.

Muertes_por_cancer_segun_factores

Si después de saber todo esto aún necesitas más, te damos una razón menos científica aunque sí totalmente objetiva: el jamón ibérico de bellota como el de Simón Martín Guijuelo está delicioso a cualquier hora del día y además es saludable. ¿Estás seguro que vas a quitar el jamón de tu dieta? ¿conoces otros beneficios saludables del jamón? Compártelos e iremos añadiéndolos a la lista 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: